Porsche 911 Turbo (996)

El Porsche 911 Turbo es una de las versiones más radicales de la familia 911. La serie 996 se fabricó entre los años 1999 y 2004. Los Posrche 996 fueron una de las evoluciones más drásticas del modelo estrella de la marca alemana. No solo por su evolucionada estética sino porque supuso el fin de los motres refirgerados por aire y el inicio de la refrigeración por agua.

CARACTERÍSTICAS

Motor: trasero 6 cilindros en línea, 3.600cc
Potencia: 420 Cv a 6000 rpm
Velocidad máx: 305 km/h
Aceleración 0-100 km/h: 4,2s
Tracción: integral
Cambio: manual (6 velocidades)

HISTORIA

Aunque muchos consideran a la generación 996, la menos agraciada estéticamente, gracias a ella aparecieron varios modelos especiales memorable. Con la generación 996 nacieron los Porsche 911 GT3 y GT3 RS, las versiones más deportivas llamadas a rememorar a los antiguos Carrera RS que tanto gustan a los amantes de la deportividad. También llegaron las versiones 4S, cuyas ópticas delanteras cambiaban ligeramente siendo casi idénticas a las del Turbo.

El Porsche 911 Turbo de la generación 996 desarrollaba cuando se lanzó al mercado en el año 2000, 420 caballos, pero el bloque 3.6 todavía tenía recorrido posible. Por eso en 2002 se actualizó con un aumento de potencia hasta los 450 caballos (opcional), por lo que fue uno de los deportivos de referencia en su época.

Estaba disponible con caja de cambios manual o la opcional Triptronic, la cual todavía estuvo disponible en los Turbo de la siguiente generación antes de la llegada de los PDK de doble embrague.

No olvidamos el Porsche 911 GT2, el primer coche que se vendió en serie con frenos carbono cerámicos. Desarrollaba 490 caballos a las ruedas traseras y no tenía ningún tipo de control de tracción. Una bestia que podía poner en aprietos hasta a los pilotos más expertos.

Para más información visita nuestra fuente: Wikipedia y Motorpasíon.